· 

Una boda diferente

La boda de Andreia y Diego no fue la típica boda. Ellos querían romper con las tradiciones más estrictas y pasar por alto el protocolo pero  manteniendo unas decoraciones con aire bucólico muy  cuidadas. El resultado fue una boda preciosa, llena de momentos divertidos y  para nosotros supuso un montaje inolvidable.

 

 

El lugar elegido para el evento fue el complejo rural “El Portón Segoviano” situado a los pies de la Sierra de Guadarrama en el pequeño y encantador pueblo de Cañicosa (Segovia). La fotografía y video corrió a cargo de los chicos de PosoVisual que cautivaron a los invitados con sus tomas aéreas vía dron.

 

Andreia eligió un vestido con espigas bordadas  y unas sandalias doradas que dieron un toque sofisticado. Para maquillaje y peluquería  contó con el equipo de Yoani Personalook que consiguieron plasmar el estilo campestre incorporando algunas flores en el recogido de la novia.

 

La celebración se estructuró en varios espacios. Comenzamos con un brindis junto a la piscina que posteriormente sirvió de zona de cóctel con alpacas de paja, y barras de bar de pallets para servirse entre otros: vermú madrileño, mojitos, limonada fresquita o cerveza “La Virgen”.

 Para la zona de “banquete campestre” se optó por mesas alargadas decoradas con flores silvestres y camino de arpillera. La zona de fiesta se decoró con velas colgantes que dieron el toque más cálido a la celebración.

Organización y decoración: Celebra DIY

Fotografía y vídeo: PosoVisual

Maquillaje y peluquería: Yoani Personalook

 

Ubicación: “El Portón Segoviano”

Escribir comentario

Comentarios: 0